Cómo Hacer Arroz Blanco

Siempre tenemos un momento especial en el cual queremos sorprender con un buen platillo. A veces disponemos de poco tiempo, o no queremos que nuestro contorno opaque al plato principal. Para ocasiones como esta, existe el arroz blanco. Simple, riquísimo, rápido y práctico, el acompañante idóneo para las recetas más elaboradas.

No necesitas tener experiencia en la cocina para hacer arroz blanco, pero podría servirte como iniciación en el mundo de la comida si es que no lo has hecho anteriormente. Este platillo siempre resulta de mucha ayuda porque su sabor es el mejor acompañante. ¡Sigue estos simples pasos!

Receta de arroz blanco

  • Para cuántas personas: 2 porciones
  • Tiempo de preparación: 5 minutos
  • Tiempo de cocción: 15 minutos
  • Tiempo total: 20 minutos
  • Dificultad: Fácil
  • Categoría: Acompañamiento

Ingredientes

  • 200 gramos de arroz
  • 2 tazas de agua
  • Sal
  • 1 cucharadita de aceite
arroz-blanco-receta-facil-delicioso

Preparación del arroz blanco

Paso 1

Coloca la cucharadita de aceite en una olla y ponla a calentar.

Paso 2

Saltea el arroz blanco hasta que esté bien tostado.

Paso 3

Agrega una pizca de sal.

Paso 4

Deja hervir, cuando lo haga bajar la llama y dejar secar por aproximadamente 15 minutos a fuego lento y tapado.

Tips para cocinar el mejor arroz blanco

  • La porción que se indica en esta receta es la recomendable. Sin embargo, para que quedes satisfecho, dependerá también de la cantidad de comida que sirvas como plato principal.
  • Las proporciones para que tu arroz blanco quede en el punto, siempre será el doble de agua por cada medida de arroz que vayas a cocinar.
  • Siempre hay una forma de hacer de un plato común algo particular, solo tienes que tener creatividad y saber qué le quedaría bien al momento de prepararlo. Tal es el caso de este plato, con un poco de cebolla sofrita antes de saltearla con el arroz, o quizás un poco de ajo, le darían el toque interesante para el sabor perfecto del arroz blanco.
  • El gusto por una textura específica de arroz blanco varía según cada comensal. Lograr las diferentes opciones deprenderá de la cantidad de agua que agregues o la temperatura a la que lo cocines. Si quieres un arroz suelto puedes repetir la receta expuesta anteriormente. Si por el contrario, lo tuyo es un arroz más compacto y un poco más húmedo, puedes agregar media taza más de agua y dejar que seque solo un poco antes de bajar la temperatura y taparlo.
  • Esta no es para nada una receta complicada o que demore mucho en estar lista, por eso mismo debes estar atento a su cocción por si seca demasiado rápido, o para que no se te vaya a quemar. Si tuvieres la oportunidad de prepararlo en una olla arrocera, no tendrás que estar pendiente, pues la olla cambiará de temperatura una vez que se comience a secar el arroz y no se te quemará.
  • En lo simple están los detalles, por eso al momento de servirlo puedes decorar ese magnífico arroz blanco que acabas de cocinar con un poco de hiervas en la cima de la porción. Estas pueden ser cilantro o perejil, o algunos pocos vegetales salteados tales como zanahoria y pimentón picados en tiras finas.