Receta de Arroz Rojo

Propio de todas las casas mexicanas, el arroz rojo es un delicioso acompañante para muchos platillos. Lleno de sabor, dado a las especias y condimentos con los que se realiza. Esta receta de arroz rojo, es la forma más tradicional de cocinar el arroz en México. No puede faltar en un almuerzo, sobre todo para acompañar guisados de carne de res, cerdo o pollo.

Es muy sencillo de preparar, ya que se cocina de forma muy parecida al arroz blanco común. Lo que le da el color rojo es que se cocina en jugo de tomate en vez de agua. A éste se le puede agregar vegetales para darle más textura y sabor. Si nunca has probado este platillo, anímate y pruébalo.

Receta de arroz rojo

  • Para cuántas personas: 4 y 6 porciones
  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo de cocción: 20 minutos
  • Tiempo total: 30 minutos
  • Dificultad: Fácil
  • Categoría: Acompañamiento

Ingredientes

  • 2 tazas de arroz blanco (300 gramos)
  • 3 ½ tazas de caldillo de tomate
  • 2 chiles anchos
  • 50 gramos zanahoria
  • 50 gramos guisantes
  • 50 gramos de maíz desgranado
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación del arroz rojo tradicional

Paso 1

En agua caliente hidrata los chiles anchos, hasta que se tornen suaves. Córtalos en trozos pequeños.

Paso 2

Las zanahorias deben estar peladas y cortadas en cubos de, al menos, medio centímetro de ancho.

Paso 3

Saltea en una cacerola con un poco de aceite, los chiles anchos troceados, la zanahoria, los guisantes y el maíz.

Paso 4

Incorpora el arroz, y sofríe unos minutos más, hasta que se torne de color blanco.

Paso 5

Vierte el caldillo de tomate y deja hervir unos 10 minutos a fuego máximo. Sazona con sal y pimienta.

Paso 6

Disminuye el fuego y cocina unos 15 minutos hasta que el arroz este cocido en su punto.

Paso 7

Deja reposar unos minutos antes de servir.

5 Consejos para lograr un arroz rojo rico y casero

  1. El caldillo de tomate lo debes preparar con antelación, licuando tomates, cebolla, ajo, cilantro y caldo de pollo. Esta preparación se puede mantener en el refrigerador para tenerlo listo al momento de utilizar.
  2. Los guisantes y el maíz desgranado, si no se tienen frescos, es mejor utilizar los que venden congelados, en lugar de los enlatados, ya que contienen menos líquido.
  3. Para evitar que el arroz se sobre cocine o que quede aguado, se deben medir las cantidades de arroz y caldillo a utilizar.
  4. De igual forma, si el arroz necesita ser lavado antes de cocinarlo, es importante que se lave de forma rápida y no se deje remojando, sino escurrir bien. Sino se cuida este punto, se arruinaría por completo la preparación. El arroz debes escurrirlo perfectamente antes de incorporar a la cacerola. De preferencia, es mejor secarlo con papel absorbente para evitar que el exceso de líquido afecte el resultado final del arroz.
  5. Este arroz se puede preparar tan picante como desees, ya que se pueden añadir la cantidad de chiles que se prefieran al momento de licuar el caldillo. Es mejor que elijas chiles rojos, para que no afecten el color del caldillo, ni por consecuencia el color del arroz cocido. Aunque generalmente no se prepara de forma que quede muy picante, dado que se utiliza como guarnición, y ya los platos principales o guisados contienen gran cantidad de chile picante.